“Periódico SAMIZDAT”

by mariapizarroescabia

“SAMIZDAT, crónica de una vida nueva”.
¿Por qué ha nacido este periódico?

La respuesta no es sencilla. Es una cuestión que necesita un ejercicio de trabajo personal, requiere pararse un momento a mirar qué desea uno de las cosas, qué espera de ellas, por qué las hace. Como digo es un tema peliagudo, normalmente no nos hacemos estas preguntas, nos molestan, son un obstáculo, tendemos a eliminarlas o ignorarlas. Y en cambio son absolutamente fundamentales para no perder de vista el significado que poseen las cosas que hacemos. Este periódico es una llamada personal a cada uno de los que trabajamos en él a tomarnos en serio las cosas que pasan en la realidad y aprender a juzgarlas juntos. Vivimos inmersos en una gran confusión, cada día nos encontramos con hechos que nos suscitan interrogantes y este periódico nos ayudará a comprender mejor todo lo que pasa a nuestro alrededor y a desarrollar el verdadero espíritu crítico que caracteriza a la universidad.
Obviamente, esta iniciativa posee también una clara dimensión pública. Queremos dar a conocer nuestra experiencia. Y ésta consiste en el amor e interés profundo por la vida y todo lo que en ella acontece. La formación académica es un pilar fundamental pero el hombre se queda cojo si no desarrolla el resto de dimensiones que lo constituyen. Atendiendo a los distintos factores (últimas reformas universitarias, el terremoto de Haití y Chile, una nueva ley que se aprueba, un libro de literatura o algo que nos ha llamado la atención escuchando a un profesor) nos damos cuenta de que si no intentamos comprenderlos, empequeñecemos. Un hombre que lo sepa todo sobre la mosca y escriba un tomo de 1500 páginas describiendo todas las posibles variedades de mosca, que además sea Premio Nobel de la ciencia, pero en cambio no entienda una palabra acerca de su mujer, y sus hijos le odien porque los trata mal, es un pobre hombre, no un Premio Nobel.
Cervantes dice en su obra maestra: «…habiendo y debiendo ser los historiadores puntuales, verdaderos y no nada apasionados, y que ni el interés ni el miedo, el rencor ni la afi ción, no les hagan torcer del camino de la verdad, cuya madre es la historia, émula del tiempo, depósito de las acciones, testigo de lo pasado, ejemplo y aviso de lo presente, advertencia de lo porvenir», la universidad sería poco si no tuviéramos al menos este ímpetu para hacer nuestras las palabras de don Miguel. Queremos transmitir humildemente esta pasión y continua búsqueda de la verdad a través de estas pocas pero hermosas páginas.

EDITORIAL

http://www.facebook.com/pages/Periodico-SAMIZDAT/116155611736296?v=info