GUERNICA

by mariapizarroescabia

Imagen

Nombre: Guernica
Autor: Pablo Ruiz Picasso
Fecha: 1937
Técnica: Óleo sobre lienzo
Medidas: 349,3 x 776,6 cm.
Ubicación: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid

Guernica, una de las obras más importantes y conocidas del siglo XX, emblemática para España y para el siglo pasado tanto a nivel histórico, artístico como político.

Guernica es una metáfora inigualable del horror producido por el hombre, que no requiere mayor explicación que su contemplación.

Esta obra es un símbolo de paz. El cuadro fue encargado por el Gobierno republicano para la Exposición Universal que tuvo lugar en París en el año 1937 y estaba destinado al pabellón que España tenía allí, el cual tenía un marcado carácter propagandístico de la república. Picasso inmortalizó con esta obra el nombre de Guernica, simplemente porque su destrucción le inspiró ese enorme, a la par que genial, cartel propagandístico en contra del fascismo.

El título de la obra hace alusión a un episodio concreto de la Guerra Civil española: el bombardeo de la población vasca de Guernica, que tuvo lugar el 26 de abril de 1937, realizado por aviones alemanes. Lo importante de este bombardeo es que fue uno de los primeros que se realizó sobre población civil sin avisar antes, de modo que la gente al no estar preparada no tenía dónde esconderse y el número de muertos inocentes fue muy grande. La destrucción de la ciudad fue prácticamente total.

Como el cuadro iba a ser expuesto en París, los extranjeros debían asociarlo con España y con aquello que estaba ocurriendo en España en ese momento. Animales como el toro o el caballo ayudan a identificar el cuadro con nuestro país. Con estas dos figuras han surgido muchos problemas interpretativos.

Algunos autores, consideran al toro la alegoría de la muerte, que vuelve la cabeza sin importarle el dolor. Por el contrario, otros textos lo consideran el tótem peninsular, una imagen heroica del pueblo español. En correlación, también se interpreta el caballo como alegoría del bien o del mal, así algunos lo consideran la imagen de la España fascista, que pisotea al guerrero, mientras otros ven en esta figura animal la imagen del dolor y la agonía del indefenso pueblo español.

Picasso ha dado la razón a todos, permitió que se dijera que el caballo representaba al pueblo español y el toro la brutalidad, pero en otra ocasión, sin embargo, ante la pregunta de si el caballo representaba al franquismo, respondió que había que ser ciego, tonto o crítico para no verlo.

Las interpretaciones son todas válidas y ninguna realmente verdadera, cada espectador puede sacar sus propias conclusiones. Para nosotros, el caballo es, visiblemente, un ser que sufre, como las mujeres de esta obra, es una consecuencia de la barbarie, del bombardeo, de una masacre en la que murieron personas y animales, es una víctima. El toro sin embargo, posee una lectura algo más compleja.

A ello se une que todos los personajes que aparecen gritan de dolor, sufrimiento ya que en España hay una guerra civil, en la que están muriendo muchas personas, es una lucha de hermanos contra hermanos.

Guernica no era sólo un testimonio del bombardeo, ni siquiera de la Guerra Civil española, era también un alegato contra la guerra, contra la barbarie y todos los desastres que conlleva la sinrazón. El cuadro trasciende la Guerra Civil española para convertirse en representativo del dolor y la muerte que causa cualquier guerra.

La mujer con la lámpara es el único punto luminoso en una escena de horrores, sin ella no habría esperanza, puede considerarse como el estandarte de la justicia y de la esperanza.

Desde el punto de vista artístico, Picasso es un pintor cubista y las características del cubismo se dan cita en esta obra: no hay tercera dimensión, se descomponen los cuerpos para tomar diferentes puntos de vista, se pinta de forma esquemática los cuerpos y objetos. Todo ello acompañado del color gris que tiene la obra y que le añade un componente expresionista al cuadro. A su vez, encontramos características del surrealismo y el expresionismo.

El cuadro se encuentra en la segunda planta del Centro de Arte Reina Sofía de Madrid.

Curiosidades acerca de la obra:
  • El largo exilio de la obra, en custodia desde 1939 en el Museum of Modern Art (MoMA), de Nueva York, simbolizaba la herida abierta por la Guerra Civil, ya que por voluntad de Picasso solo podría volver a España cuando se vieran restauradas las libertades democráticas.
  • Picasso es el maestro indiscutible de todo lo que Hitler teme del arte moderno, él es el creador de lo que los nazis llaman “el arte degenerado” (kunstbolchevismus). A modo de anécdota, se cuenta que un día la Gestapo fue a indagar en la casa de Picasso. Durante este registro un oficial nazi, al ver sobre la mesa una foto del Guernica, le preguntó al artista español: “¿Ha sido usted quien ha hecho esto?” “¡No, ustedes!”, respondió Picasso.